#This is Bimba Las Arenas Team

Crónica de una apertura a contra reloj.

Lunes 8 de agosto, ya queda menos, aún con la resaca de la última apertura, con las expectativas puestas en esta nueva tienda Bimba y Lola esta vez en el Centro Comercial Las Arenas.

Llega el gran día, pasan las horas y aún estamos como las locas, tenemos las cajas de mercancía por todos lados, nuestros compañeros de  obra e informática, colocando estanterías, mobiliario, comprobando el sistema informático … todos con los nervios a flor de piel, con una ilusión que sólo los que estábamos allí somos capaces de entender: Yudith, Lorena, Cristina, Kiyomi, Ainara, Ivana, Erica, Inma, Leo, Samuel …Todos corremos, tenemos los minutos contados, todo cuenta, los vecinos se acercan a felicitarnos, pero nosotros a lo nuestro y de repente:

¡Horror, NO tenemos mostrador! ¿Dónde cobramos, y donde vamos a embolsar? Una voz amiga llega (Cherin) y  nos dice tranquilos todo está bajo control, mañana tendremos el mostrador, son cosas del oficio.

Pasa la jornada y estamos exhaustas de todo lo que puede ocurrir en unas horas, de tener todo controlado, ¡a no tener una mesa dónde poder poner la caja registradora!

Empezamos a preparar los cuelgas (lineales de ropa expuesta colgada), de las novedades y de los complementos, que por cierto son preciosos. Ya me vienen a la cabeza varias clientas que les encantará ese collar “ momento cebra» y esa roca verde que te transporta a un África  soñadora, como el de Memorias de África con Meryl Streep y Robert Redford, ¡upps qué romántica!

Pero es que el color de la  moqueta amarillo calabaza, me lleva a soñar otra vez, colocar las prendas que van haber expuestas sobre este color, resalta aún más la magnitud de los colores para esta nueva colección 2016/17.equipobimlalasarenas

Llega la hora cargar energías, ya casi estamos y el equipo de montadoras al completo nos vamos comer, nuestra sonrisa nos delata, estamos nerviosas y queremos que llegue el gran día.

Miércoles 10 de agosto, son las 9:53 el reloj parece que se ha detenido, todas estamos listas, guapas, revisamos que todo esté en su sitio.

La música, ¿no se oye la música? ¡estoy en ello, no te preocupes! Tres, dos, uno, abrimos y nuestra cara es el reflejo de una ilusión contenida hasta el momento en que se abren las puertas y entra la primera cliente.

¡Felicidades equipo, hemos llegado y que bonita nos ha quedado!  

Patricia Espinosa 

No Comments

Post a Comment