Muy Mucho

Habitaciones al aire libre, la extensión lógica del hogar como nuevo patrón de vida

Las zonas exteriores que rodean nuestra casa han adquirido últimamente connotaciones emocionales muy fuertes para reforzar nuestra pertenencia a una vivienda. Un espacio puede ser utilizado para entretener, relajarse, cocinar, jugar o nadar, pero estas habitaciones ofrecen un retiro de la vida cotidiana y una conexión con la naturaleza que se han convertido en un condicionante a la hora de elegir o diseñar una casa en la playa o en la montaña. Incluso en la ciudad. Vivimos un cambio muy importante en lo que concierne a la reconciliación con nuestra casa por lo que hemos pasado durante el confinamiento, y los patrones han cambiado, y ya no queremos una vivienda en la que vivir, sino en la que sentirnos felices y seguros.

Las salas de estar se abren a amplias terrazas diseñadas para el entretenimiento y, dentro de una residencia, un comedor privado al aire libre se ha convertido en el corazón de la casa, ya que en muchos casos se ha eliminado el techo. Es una experiencia que nos proporcionará relajación y paz y que nos ayudará a sentirnos fuera de nuestra rutina. Con todo ello, hablamos de una corriente que en Muy Mucho opta con colores neutros adaptados al entorno porque es el protagonista. Apoya una estética con accesorios como sillones tejidos a mano que provocan el máximo confort o muebles artesanales. Se podría vincular muy fácilmente al flujo energético que provocan los jardines japoneses con materiales rígidos requeridos de ingeniería. Las cocinas son muy contemporáneas con materiales como el aluminio y la sensación de calidez con piezas como tumbonas cubiertas con telas suaves, ligeras, limpias.

No Comments

Post a Comment